REUNION DEL CANDIDATO ALEJANDRO BARRAGAN EN LA COLONIA SOLIDARIDAD

Domingo 18 de abril de 2021. Mercado Solidaridad. Dos presentadores se alternaron el micrófono para organizar las participaciones durante el mitin en el mercado de la colonia Solidaridad. En esta ocasión hubo varios asistentes que espontáneamente tomaron la palabra para exponer sus propuestas y necesidades. Los candidatos a regidores Blanca Isis Cano Ceja y Jesús Ramírez Sánchez abrieron el acto presentando su contribución al proyecto de gobierno de Alejandro Barragán Sánchez, candidato del Partido del Trabajo a la presidencia municipal de Zapotlán El Grande.

Blanca, egresada del CREN y directora de una escuela primaria, explicó la importancia de que el ayuntamiento contribuya a un retorno ordenado y seguro para los alumnos y ayude a la alfabetización digital. También invitó a los ciudadanos a que analicen los proyectos y propuestas de todos los partidos. Que duden, pregunten, se informen. Así comprobarán que Alejandro Barragán tiene el diagnóstico mejor informado de los problemas que aquejan a Ciudad Guzmán y que todos sus proyectos y propuestas tienen un espíritu de servicio social.

Por su parte Jesús, vecino de la colonia Ejidal y comerciante del tianguis municipal, habló de la necesidad de contar con un plan de desarrollo sustentable para el tianguis y otros mercados y también sobre la conveniencia de contar con un banco de alimentos en la ciudad.

En su discurso, Alejandro recalcó lo que él entiende deben ser los servicios municipales: empresas públicas eficientes y operadas al menor costo para todos los zapotlenses. Es ofensivo y una falta de sensibilidad del ayuntamiento naranja haber aumentado el impuesto predial y las licencias municipales como cada año a pesar de la pandemia del Covid19.

¿Cómo es posible que SAPAZA tenga decenas de millones de pesos en el banco y cobre los medidores de agua con un 270% de utilidad?

Alejandro insistió en que el gobierno municipal debe ser barato pero muy eficiente. Refrendó su compromiso de que durante su administración no se aumentará el impuesto predial, se reducirán los costos organizacionales del gobierno y se cancelarán las concesiones de la basura y el alumbrado público. Hay suficientes motivos para hacerlo puesto que no están cumpliendo sus compromisos contractuales.

Además de la reingeniería organizacional del ayuntamiento y la prioridad de sanear las finanzas públicas de Zapotlán, uno de los municipios más endeudados de Jalisco, Alejandro Barragán ofreció nuevamente la creación de una oficialía de partes, una ventanilla única para agilizar los trámites de los ciudadanos. También ofreció abrir una oficina en el ayuntamiento para los programas federales como la Secretaría del Bienestar y otras secretarías, donde los agricultores, pequeños productores, comerciantes, adultos mayores y estudiantes puedan hacer todos sus trámites sin complicaciones.

Alejandro estaba exponiendo su proyecto de una constructora de vivienda popular y hablando sobre la pertinencia de las clínicas de barrio cuando una persona del público gritó que se necesitaba un hospital de especialidades y ya con el micrófono en la mano, dijo que ese hospital lo habían prometido desde hace 6 años y también hace 3 años. Alejandro le respondió que sabía cuan necesario es un hospital de especialidades en Zapotlán, que sabía de ese trámite y que también sabía porqué no había prosperado y quién lo había obstruido. Y que pronto daría a conocer públicamente esa información. Pero después quiso aprovechar la oportunidad para hablar de un tema difícil: hay temas que salen del ámbito municipal y competen al Estado o la Federación. Por lo que Alejandro prefiere comprometerse a lo que sabe que sí está en sus manos resolver. Por supuesto que él apoyará y gestionará proyectos con el Estado y la Federación, pero es necesario entender las complicaciones inherentes y cómo se reparten las responsabilidades: quiero que se hable con la verdad, aunque no se digan cosas bonitas.

Hubo otros vecinos que intervinieron brevemente de viva voz quejándose de que la obra pública se concentra en el centro de la ciudad o pidiendo un debate entre los candidatos. También los hubo que tomaron el micrófono, una señora para quejarse que el último presidente municipal priísta le expropió un terreno, perjudicándola considerablemente y un señor, para quejarse de la inacción de los gobiernos priístas y naranjas ante la corrupción de los presidentes y tesoreros de las colonias.

Sobre este último punto, Alejandro resaltó la importancia de la participación ciudadana y la transparencia en el manejo de recursos, tanto en las colonias como en el ayuntamiento. Le dijo a la señora que verían cómo podían ayudarla, pero que hay que distinguir entre problemas individuales y colectivos. Sobre la propuesta del debate, Alejandro secundó: por supuesto que queremos un debate. Y queremos que sea un debate de ideas y propuestas. Respecto a la obra pública, Alejandro dijo que las colonias tendrán prioridad sobre el centro de la ciudad y que serán las colonias a través de los comités vecinales las que decidirán qué es más importante y que debe de hacerse primero.

Para cerrar su intervención, Alejandro Barragán pidió a todos su ayuda para promover el voto por el Partido del Trabajo, invitando a todos a reconstruir para recuperar la ciudad.

En seguida, el arquitecto Víctor Monroy Rivera dio más detalles sobre los mecanismos para realizar la obra pública sin endeudar más al ayuntamiento. Explicó cómo a través de los comités vecinales y de los fideicomisos que resguarden y detallen las aportaciones de obra o material, se garantiza y se transparenta la obra pública hasta que se concluya el proyecto. Esta es una propuesta seria y realizable. Nosotros no les vamos a prometer 5,000 lotes a costo porque eso es una payasada. Hay muchos problemas que resolver en nuestra ciudad. Ciertamente nos puede llevar años resolverlos, pero tenemos que empezar ya.

Casi para concluir el mitin, un vecino de la colonia pidió el micrófono para leer una serie de peticiones para la colonia y para la ciudad. Aunque aclaró que varios de los puntos ya se habían mencionado. Las peticiones de la colonia Solidaridad fueron: 1) Pavimentar las calles. Si no todas, por lo menos las principales. 2) Evitar los abusos de SAPAZA: cuando se dañan las mangueras en la calle hay que pagar entre $6,000 y $8,000 pesos aunque estén en la vía pública, además de ser un calvario lograr que SAPAZA y Obras Públicas se coordinen y arreglen la calle. 3) Tener áreas verdes. En la colonia no hay parques. 4) Mayor vigilancia policiaca. Construyeron una caseta de policía pero nunca la han usado y está abandonada. 5) Mejorar la recolección de la basura. Por prisa o descuido, riegan la basura en vez de llevársela y dejan sucias las calles. 6) Tener lámparas de buena calidad. El alumbrado público es de mala calidad y se funde con la lluvia. Y las peticiones para Ciudad Guzmán fueron: 1) Eliminar los riesgos en la zona del malecón, ya ha habido accidentes fatales en la madrugada. 2) Abrir más calles en el centro o resolver los problemas de tránsito en la ciudad. 3) Mejorar las instalaciones del tianguis, ampliarlas y mantenerlas limpias. 4) Que no se permita que los funcionarios públicos dejen obras inconclusas por participar en las campañas electorales.

Alejandro comentó que era bueno que nuestro diagnóstico coincidiera con el de los vecinos. Eso indica que estamos en el mismo canal. Ahora, lo único que necesitamos es ganar la elección. A lo que los asistentes respondieron aplaudiendo y coreando: ¡Presidente! ¡Presidente!